Los salarios aumentaron 16,4% en promedio en enero, por debajo de la inflación

En el primer mes completo de Gobierno de Javier Milei, los salarios mantuvieron la tónica de retraso frente a la inflación que mostraron durante todo el año pasado. En enero, aumentaron 16,4%, mientras que en igual período el índice de precios al consumidor (IPC) arrojó un incremento de 20,6%.

Como suele ocurrir, este índice general que informa todos los meses el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), muestra en su interior notables contrastes entre cada uno de los sectores que lo componen. Así, mientras que los salarios privados registrados crecieron 20%; los públicos subieron poco más de la mitad de esa cifra (12,1%), y los privados no registrados volvieron ser los más rezagados, con un alza de 11,2%.

Estos datos, sobre todo los de los trabajadores no registrados, seguirán dificultando la reducción de la pobreza y la indigencia, que según publicó el Indec, fueron de 41,7% y 11,9%, respectivamente, al segundo semestre de 2023.

El economista Jorge Colina, director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), analizó que el salario privado registrado subió en sintonía con lo que aumentó la canasta básica total (CBT), que se usa para definir la línea de pobreza, pero los informales subieron 11,2%, lo que significa poco más de la mitad de lo que subió la línea de la pobreza.

Según Colina, esto hace prever que el aumento de la pobreza que se produjo en el segundo semestre de 2023 se va a mantener o incluso crecer un poco en el primer semestre de 2024. “Ya el dato de salarios de enero muestra que la dinámica de los precios va muy por encima de lo que suben los salarios de los informales, que es el de los hogares pobres”, dijo el especialista.

Por su parte, Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social, de la Universidad Católica Argentina (UCA), explicó que su cálculo coteja el dato de los salarios de enero con la inflación de febrero, porque es ahí cuando la persona consume y se produce el impacto en el bolsillo. En este sentido, señaló: “Con un aumento promedio de 17,2% implica que en comparación con lo que fue la inflación de 13,2% de febrero, los privados registrados le habrían ganado a los precios, el de los empleados públicos ya no tanto, y mucho menos el de los trabajadores informales”.

Esto, según Salvia, muestra que el mayor impacto de pérdida de poder adquisitivo de las remuneraciones se produjo en diciembre y enero; ya que esta situación durante febrero no habría sido tan grave, con los registrados por encima de la inflación y solo los informales por debajo. Aún tomando cómo parámetro esta forma de comparar salarios con inflación, tanto el sector público como el informal pierden contra los precios.

Para Salvia, basta con revisar los datos de los últimos dos meses del año pasado, para comprobar que el mayor efecto negativo estuvo ahí. “El incremento que tuvo en diciembre fue de 8,9%, contra una inflación que en enero fue de 20,6%. Ahí se produjo una enorme pérdida. Y si analizamos el dato de noviembre, vamos a tener que contra el aumento inflacionario de 25,5% en diciembre, contra un 9,1% de los salarios en promedio, vemos que el impacto ahí fue terrible”, detalló.

A la hora de estimar la caída real del salario, la economista Guadalupe Birón, de la consultora Empiria, señaló que en el primer mes del año, el sector registrado privado tuvo una caída de 0,5% (versus 12% real del mes anterior). Y agregó: “Por otro lado, el sector público aumentó solo 12%, lo cual, si bien permitió reducir a la mitad la pérdida real, esta se ubicó en enero en -7%. Este aumento dispar hizo que, a nivel total, el sector no registrado tenga una pérdida real del 3%”.

Asimismo, Birón destacó que, durante el primer bimestre del nuevo Gobierno, el sector registrado acumula una pérdida real de 15,5%. “Si bien ambos sectores caenla pérdida de poder adquisitivo del sector público es mayor (-22%), mientras que la del sector privado se ubica en -12%. Estas cifras muestran que el ajuste al sector público efectivamente está ocurriendo”, concluyó.

Por Carlos Manzoni

Fuente: LaNación.com.ar