Petri viaja a Rosario con los cuatro jefes de las FFAA para dar inicio al apoyo armado a las fuerzas de seguridad

El ministro de Defensa, Luis Petri, viajará a Rosario este martes con la plana mayor de las Fuerzas Armadas. Con el jefe de Estado Mayor Conjunto, brigadier general, Xavier Isaac, y con los tres jefes de las Fuerzas Armadas, para lanzar las “Operaciones de Apoyo al Sistema de Seguridad Interior” que asistirán con logística a las fuerzas de Seguridad en el combate al narco terrorismo en la ciudad.

Viajarán con el ministro entonces, además de Isaac, el número uno del Ejército, Alberto Presti; el jefe de la Marina, contraalmirante Carlos María Allievi; y el jefe dela Fuerza Aérea , brigadier mayor Fernando Luis Mengo. Se espera en ese acto la presencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Pero este no se haría en la misma ciudad, sino en las afueras de la misma.

De hecho, para que las fuerzas armadas no entren al escenario de acción de la Gendarmería, Policía Federal, Prefectura y otras fuerzas de Seguridad -la ley vigente lo permite hasta cierto marco-, todo el material que se les fue entregando, llegó hasta San Lorenzo: una veintena de camionetas, unos camiones, drones, equipo de comunicación y cuatro helicópteros que fueron entregados como préstamo a los uniformados de Seguridad.

Este lunes, en el Boletín Oficial apareció publicado el decreto que ordena las “Operaciones de Apoyo al Sistema de Seguridad Interior”, designa a un oficial en el Comite Operativo Conjunto para que haga las coordinaciones y aprueba las «Reglas de Empeñamiento» que emplearán las Fuerzas. Este último establece las condiciones en las cuales podrían llegar a emplear el armamento para su defensa, único caso en que las podrían usar, por eso son confidenciales. Estas fuerzas no se van a involucrar con personal.

“Instrúyese al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas a llevar a cabo las “Operaciones de Apoyo al Sistema de Seguridad Interior” conforme a lo establecido en el artículo 27 de la Ley de Seguridad Interior N° 24.059 y su Decreto Reglamentario N° 1273/1992, en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe” indica este lunes el BO, que designó al Coronel Mayor César Augusto Velarde como Representante del Estado Mayor Conjunto de Fuerzas Armadas que integrará el Comité Operativo Conjunto, para la coordinación de las Operaciones de Apoyo al Sistema de Seguridad Interior.

La apuesta de Petri con los cuatro jefes de las FFAA es jugada y de fuerte contenido símbolo y político. Igualmente, el ministro está compenetrado en la presentación inminente por un lado, de la nueva reglamentación de la Ley de Defensa que le permitirá a los uniformados actuar en el combate al crimen organizado en todo el país y ahora con foco en Rosario. Es decir, que estas puedan combatir a agentes externos no solo estatales como dice la reglamentación del kirchnerismo. Y por otro lado, está trabajando en una reforma de la ley de Seguridad Interior vigente, en particular en una ampliación del articulo 27, que es el regula el accionar logístico de las FFAA en ciertas acciones internas.

Este lunes, el ministro, su viceministro, el general Claudio Pascualini y el secretario de Asuntos Internacionales, Juan Battaleme estaban abocados a la llegada del Subsecretario de Estado para la Defensa, de Italia, Matteo Perego di Cremnago, y del amarre en el puerto porteño del emblemático buque escuela italiano, Amerigo Vespucci.

Pero tanto en Defensa como en Seguridad tienen el foco de la violencia narco terrorista como uno de los puntos más sensibles de los próximos meses porque por un lado hay resistencia en algunos de los militares a inmiscuirse en temas que no estaban en su competencia. Surgen criticas en la oposición K. Y también hay numerosas internas en las fuerzas de seguridad además de inmensos problemas económicos.

El ministro, como Bullrich con informados de los peligros de anunciar y amenazar al crimen organizado sin llevar a cabo una operación real y contundente. Para ello hay inmensos problemas económicos derivados de la falta de equipos y de los bajos salarios. Tanto el ministerio de Seguridad como el de Defensa se manejan actualmente sólo con las partidas del presupuesto que les fue asignado y eso es poco.

Los recientes crímenes de inocentes ajenos al flagelo de las drogas en Santa Fe y Rosario, como el del joven playero, un colectivo y dos taxistas, llevaron al gobierno de Javier Milei, con sus ministros Bullrich y Petri a acelerar el apoyo al gobernador Maximiliano Pullaro a combatir al narcocrimen.

Fuente: Clarin.com