Un fuerte tifón se aproxima al sur de Japón, donde ya ha dejado 2 muertos y 64 heridos

Tokio, 4 ago (EFE).- El fuerte tifón Khanun, que lleva varios días afectando al sudoeste de Japón y ha desatado alertas en Taiwán y China, se aproxima de nuevo al archipiélago de Okinawa, donde ha dejado ya al menos dos muertos y 64 heridos, además de cortes eléctricos y de tráfico aéreo.

Khanun, el sexto tifón de la temporada en el Pacífico y catalogado hoy de intensidad «grande» por la Agencia Meteorológica de Japón (JMA), se encontraba a las 10:00 hora local (1:00 GMT) a unos 270 kilómetros al noroeste de la isla Miyako, en el archipiélago de Okinawa, que experimenta su embate desde días anteriores.

La tormenta de viento se desplaza a velocidades muy lentas, casi estacionarias, en dirección oeste-noroeste, arrastrando rachas de vientos de hasta 180 kilómetros por hora, según las autoridades meteorológicas japonesas.

Este fuerte tifón ha dejado ya dos fallecidos: un anciano de unos 90 años en la localidad de Ogimi, aplastado al derrumbarse un garaje debido a los fuertes vientos, y una mujer de 89 años en la ciudad de Uruma que falleció a causa de un incendio al utilizar velas para iluminar su casa tras los cortes eléctricos.

El tifón ha dejado también unos 64 heridos, entre ellos una persona que se rompió el brazo al tratar de retirar un árbol caído por el viento y otro hombre que sufrió heridas al romperse el cristal de su casa, según el balance más actualizado publicado por la cadena pública NHK.

La operadora energética Okinawa Electric Power señaló por su parte que en torno a 52.290 hogares de la prefectura de Okinawa sufrían a primera hora de hoy interrupciones del suministro, es decir, un 8 % del total de los domicilios de la provincia.

Cerca de 200 conexiones aéreas también se han visto afectadas y este archipiélago ha comenzado a experimentar cierta escasez de alimentos, especialmente de productos frescos como carne y verdura, en los supermercados, donde los ciudadanos se encuentran haciendo acopio entre largas colas.

Las autoridades japonesas piden precaución mientras continúa el fenómeno ante el riesgo de tormentas, fuertes vientos, oleaje y desprendimientos vinculados la tifón.

EFE

emg-yk/rrt

Fuente: Infobae