Rosario: detuvieron a un policía que disparó a unos chicos que buscaban lombrices en una zanja

El barrio Matheu, en el sur rosarino, vivió durante la tarde de ayer una confusa situación que podría haber terminado en tragedia cuando un efectivo de la policía le disparó a un grupo de jóvenes que estaban buscando lombrices para luego ir a pescar.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales, el policía estaba bajo los efectos del alcohol o drogas, algo que podía haber incrementado su estado de violencia contras los tres chicos, uno de ellos menor de edad que al escuchar el disparó salió corriendo.

El hecho ocurrió en inmediaciones de Marruecos y Oroño y al momento del disparo que casi rozó la cabeza de una de las víctimas, el agresor recogió la vaina servida y escapó del lugar.

“Quedé paralizado. Íbamos a pescar, somos de acá a tres cuadras, estábamos juntando lombrices. Paró un auto rápido y se bajó el acompañante totalmente sacado al grito de ‘qué haces acá, tómensela, saco el fierro y te doy un tiro’. Estaba sacado y cuando me di vuelta me estaba apuntando con el arma en la cabeza. Y tiró. La bala pasó por al lado de mi cabeza, siento el ruido de la vaina del cartucho”, relató una de las víctimas de la agresión al móvil de Cadena 3 Rosario.

Confesó que la situación los sorprendió ya que todo ocurrió muy rápido y que fue interrumpida por un supuesto amigo del atacante que intentó frenarlo para que el hecho no terminara con heridos o muertos. Según declaró el chico: “Si no se metía el amigo de él, me mataba”.

El padre de uno de los jóvenes afectados aseguró al medio local Rosario la Ciudad, que estos solo estaban buscando lombrices para ir a pescar, tratando de destacar la inocencia de los adolescentes en esta situación.

En tanto a la fuga del agresor, a penas ejecutó el disparo salió corriendo a refugiarse en su casa, que según informaron, se encontraba a pocas cuadras de donde ocurrió el hecho. Ni bien ingresó, trabó la puerta para impedir la entrada de los oficiales que lo venían persiguiendo.

La situación se puso difícil por la resistencia del imputado. Sin embargo la policía desplegó un gran operativo que se dirigió a la vivienda con refuerzos para así poder entrar y realizar una pesquisa.

Si bien la orden de allanamiento tardó en llegar, finalmente lo lograron y entraron al lugar en el que se estaba escondiendo el subcomisario que de inmediato fue arrestado y trasladado a la Comisaría 21°, donde posteriormente derivaron las actuaciones por razones de jurisdicción.

Un detalle no menor es que aún no encontraron el arma ni la vaina de la munición disparada, por lo que el trabajo de investigación sobre el caso no se dio por finalizado y están a la espera de las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad de la zona ya que éstas podrían aportar más datos respecto a lo sucedido.

En este marco varios vecinos de la zona confesaron ante el medio local El Tres, que este hombre es “una persona conflictiva y que inclusive tiene antecedentes de salir a disparar al aire en medio de discusiones”.

A dichas declaraciones se le suma la rectificaciones ejecutada por el comisario Mariano Govi, subjefe de la Unidad Regional II de Policía, quien dijo que el agente detenido había sido pasado a disponibilidad hace tiempo en el marco de una causa de amenazas calificadas, por lo que su arma reglamentaria quedó retenida.

En este sentido, el jefe policial felicitó y destacó el eficaz accionar del operativo policial llevado a cabo por once patrulleros que detuvieron al hombre a pesar de que este sea perteneciente a las fuerzas policiales, algo que quizás podría haberlos condicionados.

Fuente: Infobae