Inauguraron el primer Laboratorio Nacional de Inmunogenética de Argentina

El primer Laboratorio Nacional de Inmunogenética se inauguró este jueves en la sede del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), ubicado en Ramón Carrillo 489, en la Ciudad de Buenos Aires, y su funcionamiento permitirá acortar los tiempos de ingreso a las listas de espera de trasplantes y agilizar los estudios de histocompatibilidad entre donantes y receptores, dos muestras que antes se analizaban en el exterior, informaron autoridades sanitarias nacionales.

El Laboratorio Nacional de Inmunogenética funcionará en la sede del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyeticas (CPH) del Incucai y tendrá el objetivo de ofrecer a la población la realización de estudios de histocompatibilidad entre donantes y receptores que requieran un trasplante de órganos, tejidos y/o células, con la particularidad de lograr la autosuficiencia del país respecto a este tipo de estudios.

«Este laboratorio nacional es un paso adelante muy grande, con una inversión muy importante en la obra y en el equipamiento, que tiene un precio de alrededor de un millón de dólares y es de última tecnología. Lo que hace es acelerar los tiempos y mejorar la calidad, y esas dos cosas para una persona que está esperando un trasplante son un montón», dijo a Télam la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien fue la encargada de cortar la cinta de inauguración del centro.

La titular de la cartera sanitaria destacó que «además de todo lo sanitario, va a permitir que no tengamos que mandar las muestras al exterior con la consiguiente salida de divisas».

«Que se puedan generar los resultados sobre si una persona que está esperando un trasplante tiene un donante compatible o no en menos tiempo y con mayor precisión es un salto muy relevante para nuestro país», resaltó Vizzoti.

Con este laboratorio se busca facilitar el acceso a aquellas provincias o regiones que carecen de estos establecimientos y también brindar soporte cuando la capacidad operativa no les resulte suficiente.

«Hasta ahora no teníamos un laboratorio nacional, que sea referente, que resuelva los problemas de las provincias que no lo tienen y que sea un formador del recurso humano y desarrolle investigación en materia compatibilidad tisular», aseveró Carlos Soratti, director del Incucai.

«Todo proceso de asignación de un órgano a un receptor requiere establecer la compatibilidad. Con esta tecnología, que permite secuenciar el ADN, que es nuestro ´DNI biológico´, va a haber un ahorro de tiempo en el proceso, con lo cual se disminuye la posibilidad de rechazo», explicó Soratti.

Los estudios de compatibilidad necesarios para la búsqueda de donantes utilizan técnicas de alta resolución que, hasta ahora, se realizan en el exterior por no disponer de un laboratorio con estas características en el país.

«Al conformar un registro de donantes las muestras se tipifican. Para eso se requiere tecnologías de mayor resolución, con equipamiento más complejo, por eso los argentinos teníamos que hacerlo en laboratorios de Estados Unidos. La tipificación de alta resolución no la podíamos hacer en el país», señaló Soratti.

El laboratorio cuenta con insumos y tecnología de última generación que permitirá realizar prácticas que antes se hacían en el exterior / Foto: Nacho Sánchez.

En los trasplantes de órganos sólidos y tejidos, el laboratorio acortará los tiempos de ingreso a las listas de espera, lo que disminuirá la morbimortalidad de estos pacientes y se optimizará la logística de los procesos de donación- trasplante en todo el país.

«Acá hacemos el estudio cruzado entre células del donante, que simulan ser el órgano in vitro, contra el suero de pacientes. Y se puede predecir si va a haber un rechazo o no. Si ese estudio da positivo está contraindicado el trasplante», afirmó Pablo Galarza, director del laboratorio.

Con este laboratorio y sus nuevas capacidades científico-tecnológicas se podrá también cooperar con países de la región.

«Abarcamos todo lo que hace la inmunogenética a nivel mundial, como trabajar en gran escala e incorporar de a cientos de donantes por mes para que estén disponibles en la base mundial de donantes. Esos estudios se tenían que tercerizar o derivar hacia el exterior. Con esto disminuimos los tiempos y damos una posibilidad de tener un donante rápido a un paciente», aseveró Galarza.

Otra de las misiones del laboratorio será la de constituirse en un centro de formación «de talento humano calificado y competente en la especialidad» y de asesoramiento y desarrollo de tutorías para la creación y habilitación de nuevos laboratorios en Argentina y la región, explicaron los funcionarios.

Esta inauguración en el ámbito del Incucai se concreta al cumplirse 20 años del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) creado por la Ley 25.392, que funciona desde el año 2003 y que tiene como misión la búsqueda de donantes de CPH (de Argentina como de otros países) para pacientes con indicación de trasplante de CPH.

Fuente: Télam