Asesinato de un oficial en Zarate: detuvieron a un policía acusado de integrar la banda de ladrones

La ciudad bonaerense de Zarate continúa conmocionada por la muerte de dos personas en medio de un tiroteo ocurrido en una carbonera, el último jueves, cuando un grupo de ladrones asaltó el comercio con los empleados dentro.

Allí y tras la llegada de la policía, se desarrolló una toma de rehenes y luego un tiroteo entre ambas partes que dejó como saldo dos personas muertas: un agente policial y un empleado.

En las últimas horas, se detuvo a una persona, acusado de formar parte de la banda delictiva. Se trata de un policía, que fue pasado a disponibilidad, según indicaron fuentes judiciales.

Para el hijo del propietario de la carbonera, que también trabaja allí, el asalto y tiroteo se trató de un “golpe comando”, ya que aseguró que para poder llegar a la zona e ingresar tuvo que existir un trabajo de “inteligencia” previo, según consignó Clarín.

El asalto fue llevado adelante entre cuatro y cinco ladrones, que ingresaron por los fondos de la carbonería y atravesaron un campo antes de ingresar a la casa principal, donde sorprendieron a la familia propietaria.

La hija del propietario alertó a su padre, que se estaba bañando, y este se dirigió hacia la vivienda donde residen los empleados para darles aviso.

A partir de allí surgió el primer llamado al 911 para advertir el crimen. Minutos después, con la policía en el lugar, se produjo el fatal desenlace y la fuga de los delincuentes.

Fuente: La Voz del Interior