Vidal repudió la decisión de Axel Kicillof de perdonar a Suteba una multa de $659 millones por hacer paro

Luego de que el gobierno de Axel Kicillof decidiera anular la sanción económica sobre el gremio docente Suteba por $659 millones por los paros que dejaron sin clases a los alumnos bonaerenses, la ex gobernadora María Eugenia Vidal salió al cruce y cuestionó la decisión. Ante la medida, que se conoció en las últimas horas, Vidal consideró que el secretario general del sindicato de trabajadores de la educación, Roberto Baradel es el “socio” del gobernador Kicillof.

Durante la gestión de Vidal, el gremio docente Suteba había desobedecido el llamado a conciliación obligatoria dictaminado el ministro de Trabajo Marcelo Villegas durante un período de conflicto gremial. El objetivo era que Suteba no se plegara a un paro nacional impulsado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). El llamado a Conciliación, previsto por ley, obliga a las partes a negociar para encontrar acuerdos, retrotrayendo las condiciones de negociación al momento previo al inicio del conflicto. Si alguno incumple, la misma ley prevé sanciones. Hacia allí había avanzado la gestión de Vidal, aplicando una multa millonaria, algo que ahora quedó sin efecto.

Ante la medida tomada, Vidal se mostró disconforme y remarcó que la gente se encuentra “harta de que el gobernador le perdone la deuda a Baradel por los paros” y cuestionó la postura que el dirigente adoptó durante su mandato. “Me hizo 62 paros, a Kicillof con escuelas cerradas le hizo cero paro”. Al respecto, remarcó que dichas medidas de fuerza no siempre fueron en reclamo salarial para los docentes.

“Un paro lo hicieron porque los sueldos se depositaban a las 10 de la mañana y se depositaron a las 12 del mediodía, otro fue en solidaridad en contra del fondo monetario y el aumento de tarifas, otro porque la CGT hizo paro, otro en solidaridad con los docentes de Chubut y Corrientes. Cosas que nada tenían que ver con la provincia de Buenos Aires”, criticó la actual diputada nacional del PRO por la Ciudad de Buenos Aires, en diálogo con Viviana Canosa en A24.

Dado que la multa se produjo por un hecho administrativo comprobable, la referente de Juntos por el Cambio consideró que “Baradel es el socio de Kicillof que en agradecimiento por su silencio de dos años de escuelas cerradas le condonan la multa de 600 millones de pesos”. Y remarcó que la multa debía cumplirse “porque no acató la conciliación obligatoria como dice la ley. No hice más que aplicar la ley”.

A su vez, Vidal cuestionó al gremio docente al recordar que el paro por 72 horas que motivó el conflicto lo habían convocado para no retomar la clases luego de las vacaciones de invierno. “Nosotros lo llamamos a conciliación obligatoria. Por lo que tenés que volver a trabajar y te da un periodo de 15 días para ponerte de acuerdo con el gobierno, pero no acataron. Aplicamos la multa y fueron a la justicia”.

El viaje de Alberto Fernández a Jujuy

Por otra parte, la diputada fue contundente contra la visita del presidente Alberto Fernández a Milagro Sala al sostener que “el kirchnerismo siempre estuvo diciendo que los delincuentes son víctimas” y que “la justicia los persigue”, planteó. En ese sentido, también cuestionó que desde el Gobierno actual se subestima a la gente “inventando una realidad paralela”.

En ese marco, también criticó que la Justicia haya liberado de prisión domiciliaria al ex titular titular de la UOCRA, Juan Pablo “Pata” Medina por una causa de presunta asociación lítica, lavado de dinero y extorsión. Al recordar el momento de su detención sostuvo que a partir de allí los permisos de obra aumentaron 190% dado que “los empresarios no querían construir en La Plata porque sino te extorsionaba”.

Entre las extorsiones cometidas, Vidal denunció que Medina pedía firmar un “acuerdo de paz social” que implicaba la contratación de más obreros de los que se necesitaban y la contratación de la empresa de catering de su testaferro. Frente a dichas decisiones, Vidal consideró que “es la fase final de un ciclo que se termina. Quieren que nos callemos porque están nerviosos, gritan porque no pueden resolver los problemas y mienten porque no pueden con a realidad”.

Finalmente, la referente de Juntos por el Cambio consideró que en el peronismo actual ocurre algo “inadmisible” y es que “un trabajador formal sea pobre. Hay un 15% de la gente que trabaja en empleos formales que es pobre. Eso no ocurrió nunca”. Por eso, criticó que desde el gobierno se intenta ocultar la realidad con discursos y “seguramente van a dar cada vez más manotazos de ahogado”.

Fuente: Infobae