Estudiante jujeña creó un nuevo alimento, a partir de granos andinos

Interesada en trabajar con el potencial de los productos naturales regionales que propician una alimentación saludable y nutritiva, la estudiante jujeña Cintya Salinas Alcón desarrolló un producto análogo lácteo a partir de frutos andinos. Este novedoso alimento es “similar a un yogurt o un postre”, según describe su creadora, que procurará llevar el proyecto a otro nivel mediante una beca del CONICET.

En efecto, como corolario de su formación universitaria en la carrera Licenciatura en Tecnología de los Alimentos, Cintya Elizabeth Salinas Alcón alcanzó el pasado jueves su graduación tras defender en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) su tesis titulada “Fermentación láctica de granos andinos para la obtención de alimentos análogos a productos lácteos”, para la que trabajó bajo la dirección del Dr. Manuel Lobo y contando con la Dra. María Dolores Jiménez como codirectora.

En tribunal evaluador estuvo integrado por las doctoras Norma Cristina Samman, María Silvina Zutara y Julia Eleonora Santapaola.

“Me siento muy feliz de alcanzar este logro, de finalizar una etapa, super feliz, super contenta”, expresó la flamante graduada al salir del aula 25 de la unidad académica, ya recibida como licenciada en Tecnología de los Alimentos.

LA EXPERIENCIA DE CINTYA

El trabajo desarrollado en los laboratorios de su Facultad consistió en fermentar quinoa y amaranto con agregados de azúcar y frutilla, a partir de lo cual obtuvo “un producto similar a un yogurt o un postre”, tal como explicó la nueva licenciada por la UNJu.

Los alentadores resultados logrados han animado a Cintya a “ir por más” y así es como continuará sus investigaciones para el mejoramiento del producto. Será mediante una beca doctoral otorgada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) que le permitirá proseguir con sus estudios en la carrera de Doctorado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos que se dicta también en la Facultad de Ingeniería de la UNJu.

En este plano la licenciada Salinas Alcón expresó su agradecimiento a la Facultad de Ingeniería por cuanto “me abrió sus puertas para estudiar todos estos años” y poniendo en perspectiva su paso por esas aulas se dijo “muy contenta de estudiar en esta Facultad pública, sobre todo porque cuando uno es más grande se da cuenta que al comparar con las universidades privadas y todo lo que se paga, es todo un tema. Acá se accede a todo de forma gratuita y me parece muy bien”, destacó.

UNA INVITACIÓN A ESTUDIAR E INVESTIGAR

En ese mismo sentido, desde su propia experiencia les habló a los alumnos jujeños del nivel secundario para alentarlos a seguir estudios universitarios y en tal caso elegir la Licenciatura en Tecnología de los Alimentos: “No es una carrera muy visible, de hecho no la conocía al ingresar -reconoció-, pero es muy linda”, más aún “si les interesan los alimentos y la química, que es la base de cómo se comporta un alimento”, apuntó.

“Se puede estudiar cualquier tipo de alimento con cualquier tipo de proceso; se puede estudiar la calidad, la parte microbiológica”, entre muchas otras facetas, describió Cintya.

En el territorio jujeño existe una amplísima variedad de alimentos saludables de origen andino que en los últimos tiempos se busca promocionar junto a prácticas culinarias ancestrales para configurar una gastronomía regional que potencie el atractivo turístico de Jujuy, marco en el que cobra relevancia la investigación para la formulación de nuevos usos de esos ingredientes, tal como propone la licenciada Salinas Alcón en su tesis de graduación.

Fuente: La Voz del Interior