Evo Morales apoya a Rusia por invadir Ucrania y llama a una “movilización internacional” en contra de “la OTAN y Estados Unidos”

En lugar de condenar la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Evo Morales convoca a una “movilización internacional para frenar el expansionismo intervencionista de la OTAN y Estados Unidos”. Así , tras 12 días de iniciada la guerra en territorio ucraniano, el expresidente de Bolivia publicó un llamativo tuit en el que mostró apoyo al presidente ruso, Vladmir Putin. De esta manera, el exmandatario sentó una posición diferente a otros dirigentes latinoamericanos con los que comparte la misma ideología como los presidentes de Chile y la Argentina, Gabriel Boric y Alberto Fernández, respectivamente.

“Hacemos un llamado a una movilización internacional para frenar el expansionismo intervencionista de la OTAN y EE.UU. La humanidad clama por pacificación, la conflagración no es la solución. La hegemonía armamentista e imperialista pone en riesgo la paz mundial”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

El pasado 6 de marzo el mandatario de Bolivia ya se había pronunciado en contra de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cuando tuiteó que “los pueblos y los gobiernos democráticos del mundo deberíamos alentar una campaña para denunciar que la OTAN es el principal enemigo de la humanidad, que atenta contra la vida, la paz y la economía por su política expansionista, intervencionista y belicista”.

Tras los primeros bombardeos de Rusia contra Ucrania el 24 de febrero último, día en el que comenzó la avanzada bélica que tiene en vilo al mundo, ese mismo día por la mañana el presidente de chile, Boric, condenó las operaciones rusas.

“Rusia ha optado por la guerra como medio para resolver conflictos. Desde Chile condenamos la invasión a Ucrania, la violación de su soberanía y el uso ilegitimo de la fuerza. Nuestra solidaridad estará con las víctimas y nuestros humildes esfuerzos con la paz”, fue el contundente mensaje que escribió el mandatario chileno en las redes sociales.

En tanto, las palabras del presidente argentino tardaron un poco más en llegar ya que en la mañana del 24 el Gobierno decidió que fuera la Cancillería quien comunicara la postura del país frente a la avanzada rusa, postura que muchos consideraron ambigua.

“La República Argentina, fiel a los principios más esenciales de la convivencia internacional, hace su más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania (…) Las soluciones justas y duraderas solo se alcanzan por medio del diálogo y compromisos mutuos que aseguren la esencial convivencia pacífica. Por ello llama a la Federación de Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania”, sostenía el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por la tarde, ante la falta de definiciones más concretas pedidas por diferentes sectores de la oposición, Fernández decidió dar a conocer por Twitter su posición.

“Lamento profundamente la escalada bélica que conocemos a partir de la situación generada en Ucrania. El diálogo y respeto a la soberanía, la integridad territorial, la seguridad de los Estados y a los derechos humanos garantizan soluciones justas y duraderas a los conflictos”, tuiteó el Presidente a las 3.47 de la tarde del 24.

“Pedimos a la Federación de Rusia que ponga fin a las acciones emprendidas y que todas las partes involucradas vuelvan a la mesa del diálogo”, señaló desde su hilo de tuits.

Días más tarde, el 28 de febrero, el canciller argentino Santiago Cafiero expuso oficialmente por primera vez la postura más concreta del país frente a la invasión de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Cafiero habló de la “invasión” a Ucrania por parte de la Federación Rusa y reiteró su pedido de diálogo para poner fin a la escalada bélica en ese país.

“No es legítimo recurrir al uso de la fuerza y violar la integridad territorial de otro Estado como forma de resolver un conflicto. Las guerras preventivas son condenables porque no son lícitas. Para discutir está la diplomacia (…) La Argentina reitera a la Federación de Rusia que cese inmediatamente en el uso de la fuerza y condena la invasión a Ucrania así como las operaciones militares en su territorio”, sostuvo en ese momento Cafiero.

Esa última postura fue agradecida por Estados Unidos, lo que fue una señal de sintonía de Washington con la Casa Rosada luego de la tensión que había provocado en

Fuente: La Nación