A un año de la legalización del aborto destacaron rol del Estado en la implementación

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, celebró el aniversario de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) junto a la titular del ministerio bonaerense de las Mujeres, Estela Díaz, y dijo que «lo que hoy celebramos tiene una responsabilidad enorme que no se agota en garantizar los abortos».

Al presentar los avances a un año de la Ley 27.610 de aborto voluntario junto al equipo del Ministerio de Salud y el de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, ambos ministros mencionaron la importancia de la implementación de la ley y los desafíos que quedan por delante.

«Es un día de celebración, feliz primer año, pero también es un día de reflexionar. No somos igual a lo que éramos hace un año, nos ha cambiado también a los varones, estamos aprendiendo, pero entra una perspectiva distinta», dijo el ministro.

Comentó que «este año desde la sanción de la ley tiene un peso enorme y simbólico mayor de lo que es la ley porque, sin duda, la ley del aborto legal permite, además de una práctica sanitaria, de disputar lo simbólico, y de reducir la mortalidad materna, introducir una forma de pensar distinta que es el feminismo a la institución».

El ministro se refirió a la lucha de las mujeres por la sanción de la ley, y de la disputa del poder: «El feminismo no solo modifica la práctica del aborto para que sea legal, sino que pone una perspectiva de discusión del poder en el sistema de salud, indispensable para poder tener miles de otras cosas».

«Estoy convencido de que lo que estamos construyendo y celebrando tiene una responsabilidad enorme que no se agota en garantizar los abortos», sentenció.

Kreplak habló de la necesidad de trasformaciones, y dijo que hay por delante «dos años en los cuales queremos construir una provincia más justa con nuevos derechos, para lo cual tenemos que animarnos a soñar qué es lo que queremos que suceda».

Años de lucha

Por su lado, la ministra Estela Díaz, expresó: «No solo hay Ley sino que también hay un Estado que la está cumpliendo. Gracias a la enorme tarea del Ministerio de Salud, había 190 equipos que atendían en la provincia, y hoy hay más de 500. Esto permite atender, acompañar, asistir y trabajar cumpliendo este derecho tan largamente esperado».

Señaló que «fueron muchos años de lucha» y que si bien la Campaña Nacional por el Aborto Legal nació en 2005, «debemos remontar mucho más atrás, muchas imágenes de mujeres pioneras de esta lucha que hoy no están«.

Díaz resaltó que «no solo era clandestina la práctica del aborto, sino el nombre era clandestino», y dijo que «la clandestinidad era una humillación para todos».

«Esto produjo una transformación en relación a las mujeres y personas gestantes, profundamente significativo, no es solo del orden legal, sino desde lo simbólico».

Destacó los avances realizados en la provincia de Buenos Aires y marcó la presencia de un «Estado solidario presente y accesible que garantiza esos derechos».

Dentro del informe que presentaron los equipos de ambos ministerios, mencionaron que el 93% de la provincia cuenta con efectores municipales que garantizan el acceso al aborto legal y gratuito, y que desde la promulgación de la ley se registraron 16.700 interrupciones intencionales.

Según los datos, en la provincia se registraron 15.330 prácticas de aborto (entre ILE e IVE) en 2020 y 17.506 en 2021.

Fuente: Télam