Murió el último soldado que ayudó a liberar el campo de concentración de Auschwitz que quedaba vivo

El fallecimiento de David Dushman, quien procedía de la Unión Soviética y se convirtió en un legendario entrenador de esgrima tras la Segunda Guerra Mundial, fue confirmado este lunes por un portavoz de la Comunidad Israelita de Múnich (IKG).

Dushman murió en un hospital de la capital de Baviera en la madrugada del sábado.

También había participado como conductor de tanques en la batalla de Stalingrado. El 27 de enero de 1945, aplastó la valla del campo de Auschwitz con un tanque del Ejército Rojo.

Después de la guerra, fue entrenador de esgrima de la selección nacional femenina soviética entre 1952 y 1988. Desde esa función, vivió también el atentado terrorista al equipo israelí durante los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972.

Se convirtió en un testigo de época y posteriormente solía presentarse en escuelas para contar su historia.

Con motivo de su 95 cumpleaños, la presidenta de IKG, Charlotte Knobloch, señaló, según cita la web de esa comunidad: “Lo que tuvo que sufrir física y mentalmente, pero también su extraordinario rendimiento y los excepcionales éxitos que pudo celebrar, en realidad alcanzan para tres vidas”.

Dushman había sido nombrado miembro honorario de IKG.

El 27 de enero de 1945, el Ejército Rojo liberó a los prisioneros de Auschwitz en la Polonia entonces ocupada por la Alemania de Hitler. Según las estimaciones, en el campo de exterminio fueron asesinadas más de un millón de personas, en su mayoría judíos.

El 27 de enero se conmemora a las víctimas del nacionalsocialismo en Alemania y desde 2005 esa fecha es el Día Internacional de la Memoria del Holocausto de las Naciones Unidas.

Fuente: La Voz del Interior