Pedro Cahn desmintió haber sido la fuente de un dato sobre el coronavirus que le adjudicó Alberto Fernández

Pedro Cahn, médico infectólogo que integra el grupo de asesores de Alberto Fernández en todo lo que concierne a la pandemia de coronavirus, desmintió este domingo haber sido quien proporcionó un dato que el Presidente le había adjudicado en una entrevista, referente a los contagios en menores de 12 años.

El primer mandatario argentino había justificado el cierre de escuelas a partir de una estadística de la que confundió el origen.

“Lo único que está demostrado es que en los chicos en edad escolar, de 0 a 12 años, el aumento de los contagios aumentó el 110%. ¿Qué cambió en ese tiempo? La escolaridad”, manifestó Fernández en una entrevista que le concedió a CNN, y señaló a Cahn como fuente.

Como tantas veces sucedió con datos expresados públicamente por el Presidente, menos de 24 horas después llegó la refutación, y por parte del mismo médico.

“Los datos a los que se hizo mención en la reunión del comité asesor fueron acercados en una reunión anterior por la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud. Nosotros no contamos con datos propios”, aclaró Cahn en declaraciones al diario La Nación.

Además, aprovechó para insistir en que el comité de expertos da «recomendaciones desde el punto de vista sanitario» y «era necesario disminuir la circulación», pero «cómo hacerlo, qué actividades restringir y cuáles no, es decisión de los gobiernos”.

Una nueva desmentida a Alberto Fernández

La de Pedro Cahn es una más de las tantas refutaciones que le han hecho a Alberto Fernández sobre datos de la pandemia expuestos públicamente.

Anteriormente, han sido directamente gobiernos de otros países los que han tenido que corregir al Presidente.

En mayo de 2020, el jefe de Estado mencionó «el caso sueco», que «no hizo una cuarentena estricta y que por eso tuvo 14 veces más muertos que Noruega.

La respuesta de la Embajada de Suecia no se hizo esperar y fue a través de un comunicado en el que señalaron que «es difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países».

Muy pocos días pasaron para que Argentina llegara al nivel de contagios del país escandinavo al que se había criticado.

Fernández, amante de las exposiciones con «filminas» durante los primeros tiempos de pandemia, en ese mismo mes de mayo había generado enojo en Chile.

Utilizó un cuadro comparativo con otros países para resaltar que Argentina tenía «una situación muy controlada», aunque con datos erróneos.

Debo rectificar error en información publicada por @CasaRosada en reciente punto de prensa. La tasa de fallecidos en Chile es de 3,5 x 100 mil habitantes y no de 98,5 como señala el gráfico que mostraron”, respondió el embajador de Chile en la Argentina, Nicolás Monckeberg Díaz a través de su cuenta de Twitter.

Ese mismo día, los cuadros comparativos incluían más errores, e incluso generaron el enojo de Fernández con los encargados de confeccionarlo. Otro de los que reaccionaron fue el gobierno de Brasil, al día siguiente.

«Ayer, durante presentación sobre la #Covid_19 en #Argentina, @CasaRosada informó que la tasa de mortalidad en #Brasil sería 94,3/100 mil habitantes. La tasa real es 10,5/100 mil habitantes, conforme se puede ver en la página web del @minsaude de Brasil: https://covid.saude.gov.br», corrigieron desde la cuenta de Twitter de la Embajada brasileña.

Ante el revuelo causado, luego el Ministerio de Salud, por ese entonces conducido por Ginés González García, debió aclarar lo sucedido: ​»Es necesaria una aclaración en relación a la información presentada en el día de ayer: la tasa de mortalidad está expresada por millón de habitantes, no por 100.000. Si bien las tasas de mortalidad y de incidencia son correctas, surge un error en la rotulación de cada país».

DB

Fuente: Clarin.com