Gendarmería desbarató una fiesta clandestina en el barrio 1-11-14 y detuvieron a su organizador: había pantallas gigantes, luces y máquinas de humo

Esta madrugada, Gendarmería Nacional desbarató una “fiesta clandestina” en el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli (ex 1-11-14) de la ciudad de Buenos Aires y detuvo a su organizador. En el lugar se encontraban más de 140 personas sin respetar el distanciamiento social ni el uso correspondiente de barbijos, mientras rige el DNU nacional que prohíbe realizar eventos.

El operativo inició cuando miembros del Escuadrón “1-11-14”, que realizaban tareas de patrullaje en el Bajo Flores, advirtieron la reunión masiva. Ante esta situación, los funcionarios solicitaron refuerzo de patrullas y registraron el inmueble en el que había juegos de luces y hasta máquinas de humo.

Por indicación de la Fiscalía Contravencional de Faltas Nº 25, los gendarmes detuvieron al organizador e identificaron a los presentes.

Además se incautaron todos los elementos del evento: 20 juegos de luces de diversos tamaños, 3 máquinas de humo, 3 reproductores de imágenes, 3 notebooks utilizadas para la musicalización, 1 CPU con la misma finalidad, 2 monitores de PC, 1 pantalla gigante rebatible, 2 consolas de música y 3 micrófonos.

Un recorrido por el lugar preparado para dar la fiesta que fue desbaratada. (Foto: argentina.gob.ar)

Desactivan seis fiestas clandestinas en Córdoba

Un total de 9 personas quedaron detenidas esta madrugada por ser organizadoras o propietarias de lugares donde se desarrollaban seis reuniones masivas en la ciudad de Córdoba.

Las fiestas clandestinas desarticuladas en las últimas horas se dieron en los barrios Manantiales, Villa El Libertador, Jerónimo Luis de Cabrera, Villa Rivera Indarte, Villa Allende Parque y Liceo 1º Sección, en la capital, mientras que se conoció otra en la localidad de Salsipuedes.

Fuentes policiales informaron a Télam que “luego de disuadir a los presentes, se procedió a labrar las correspondientes actas de infracción por incumplimiento a la Ley 10.702 a los organizadores de los eventos”.

En la fiesta realizada en barrio Liceo había 60 personas y el organizador quedó detenido e imputado por el delito de violación de medidas sanitarias previsto en el artículo 205 del Código Penal y “agravado por la intervención de menores”.

En la madrugada del sábado, en la primera noche de confinamiento estricto, una mujer de 40 años fue detenida en Río Cuarto, acusada de organizar una fiesta clandestina con más de 300 personas. Incluso ya tendría programada otras fiestas en los próximos días..

A su vez, una séptima fiesta clandestina fue desarticulada este domingo por la mañana en un domicilio en Uspallata 1435, frente a la ex cárcel de San Martín. Según los vecinos, en diálogo con Cadena 3, era “habitual presenciar todas las mañanas ver gente salir a las 6 o 7 de la mañana”.

Fuente: TN – Todo Noticias