Piden declarar esencial a Vaca Muerta y vacunar a todos sus trabajadores

Luego de los cortes que por más de 20 días tuvieron paralizada a Vaca Muerta, el yacimiento shale más importante de la Argentina –y uno de los más grandes del mundo–, pusieron en riesgo la correcta provisión de gas en el invierno, piden que el área sea declarad esencial y vacunar a todos sus trabajadores.

Así lo exigió Matías Pérez Manghi, economista y CEO de la empresa de seguridad SISEG, quien explicó la urgente necesidad de tomar esa medida y proteger a los trabajadores de un sector clave y estratégico para la economía argentina. “Vaca Muerta debe ser el punto de partida para la reconstrucción del país”, explicó.

“Vaca Muerta tiene el potencial para cambiar el esquema económico de todo el país. Es un proyecto que duplicaría el monto exportable de hoy en día y no se pagaría más gas de acá a 150 años”, expresó Perez Manghi en declaraciones a Radio Mitre. “El gobierno no le está dando la suficiente importancia al yacimiento. Pensamos en subsidios y no en cómo generar desarrollo. Sería una gran fuente de trabajo para todos los argentinos: 500 mil puestos en distintos rubros”, agregó.

El economista, quien publicó recientemente su libro “Vaca Muerta. Proyecto de Desarrollo Nacional”, explicó también que “exportaríamos 25 mil millones de dólares por año y duplicaríamos lo que el agro exporta hoy en día “.

Por otra parte planteó la imperiosa necesidad de vacunar a todo el personal de Vaca Muerta. “Deberíamos declararlos esenciales y vacunar a las 100 mil personas que hoy se encuentran trabajando. No podemos perder más tiempo”, exigió.

Por ultimo, Pérez Manghi se lamentó por “las permanentes trabas que siempre retrasan las cosas” y explicó que “los cortes en Neuquén provocaron la pérdida total de 250 millones de dólares y ese dinero se podría haber utilizado para la compra de más dosis”.

Los cortes

A fines de marzo y luego de 22 días de cortes de rutas en la provincia de Neuquén, los trabajadores autoconvocados del sector de la salud de la provincia decidieron levantar los bloqueos que impedían la actividad en la cuenca neuquina, aunque advirtieron que el conflicto continúa y que reforzarán otro corte en la zona de Villa La Angostura, que interrumpe la comunicación con Chile a través del paso internacional Cardenal Samoré.

El conflicto que originó los cortes —que llegaron a ser más de 30— se había iniciado hace más de 40 días cuando grupos internos de la rama salud pública de la ATE desconocieron un acuerdo salarial con el Gobierno provincial. Luego, los Trabajadores Autoconvocados de la Salud recibieron una oferta del el gobernador Omar Gutiérrez, de un bono de $40.000, que no fue aceptada. Finalmente, el Gobierno de la provincia y ATE firmaron esta semana un nuevo acuerdo salarial, por un 53% en tramos hasta diciembre de este año.

Los bloqueos provocaron grandes pérdidas para las empresas petroleras que operan en Vaca Muerta, que debieron paralizar operaciones. Además, provocó una menor producción estimada en 3,5 millones de metros cúbicos de gas y alrededor de 10.000 barriles diarios.

Para sostener la actividad, las empresas realizaron vuelos en avión y helicópteros —en los casos donde existe esa posibilidad— para el traslado del personal. Se estima que unos 70 equipos de perforación, fractura y terminación no pudieron operar por los bloqueos. Las pérdidas económicas para las empresas se estiman en USD 37 millones de dólares.

El conflicto llegó en el mismo mes que registró actividad récord para la región, con una una marca histórica al alcanzar 751 etapas de fractura por parte de las distintas petroleras que operan en áreas de recursos no convencionales, por encima de las 746 registradas en febrero de 2019.

Así lo destacó un informe privado en el que se reflejó la tarea de las principales operadoras tanto en las áreas de petróleo y de gas natural, y en las reservas no convencionales de shale y tight. La técnica de fractura, o fracking en inglés, es la forma en que se estimulan los pozos de recursos no convencionales como el de Vaca Muerta, y es un indicador para medir el nivel de actividad en los campos.

El trabajo destacó que la mayor actividad fue registrada por YPF con 230 etapas de fractura en shale y otras 18 en tight.

Fuente: Infobae