0

Los depósitos en pesos aumentaron 2,7% en enero respecto de diciembre, pero las colocaciones en dólares continuaron en baja y acumularon una caída del 2%, según un informe privado.

De acuerdo con el sondeo, en el primer mes del año, y con relación a diciembre, los plazos fijos tuvieron un alza del 7,5% y los depósitos UVA experimentaron un incremento del 21 por ciento.

Durante el primer mes del año, los depósitos en pesos dentro del sector privado aumentaron en forma interanual un 72%, de acuerdo con el sondeo de la consultora First Capital Group.

Dentro de este sector, los plazos fijos realizados en moneda nacional (tradicionales y con opción de cancelación anticipada) aumentaron 7,5% respecto a diciembre. En tanto, si la comparación se efectúa contra enero de 2020, la suba superó el 71 por ciento.

Los depósitos UVA en el sector privado aumentaron 21% en el mes, finalizando enero en $52.576 millones.

“Se observa una variación positiva en las colocaciones a plazo tradicionales en pesos del sector mayorista (mayores a un millón de pesos) en $92.819 millones, un aumento nominal de 6,8% en diciembre”, agregó el informe.

Además, las colocaciones a plazo tradicionales menores a un millón de pesos aumentaron 4,8% ($31.600 millones) en términos nominales respecto a diciembre y con relación a enero de 2020 crecieron 31,6 por ciento.

En tanto, los depósitos en dólares en el sector privado disminuyeron 2% (312 millones) respecto al mes anterior, finalizando en USD 15.644 millones y en términos interanuales la disminución fue del 16,16 por ciento.

La financiación a los privados creció 53,3% interanual en enero

El saldo total de préstamos en pesos realizados al sector privado alcanzó en enero un nivel de $2,8 billones, con una suba interanual de $998.652 millones, equivalente a un aumento del 53,3% anual, por encima de la inflación, según First Capital Group.

Durante el último mes, el crecimiento fue de $69.434 millones, 2,5%, desacelerándose respecto al mes previo y por debajo de la inflación esperada.

Entre las principales líneas de préstamos y sus diferentes comportamientos, la línea de préstamos personales creció 2,2% mensual, encadenando su séptima suba consecutiva. El saldo subió a $454.214 millones, presentando un crecimiento interanual en términos nominales del 13,3%, contra $400.785 millones al cierre del mismo mes del año anterior.

“Se mantiene la recuperación de esta línea y es de destacar que permanece en la senda alcista aún durante enero, el cual tradicionalmente no presenta mucha actividad”, aseguró Guillermo Barbero, socio de FCG.

Las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $930.732 millones, con una suba de 2% respecto al cierre del mes pasado, unos $17.848 millones por encima de diciembre marcando una desaceleración y el crecimiento interanual llegó a 55,5%, muy por encima de la inflación del período.

Las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $930.732 millones, con una suba de 2% respecto al cierre del mes pasado. REUTERS/Eric Gaillard

Las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $930.732 millones, con una suba de 2% respecto al cierre del mes pasado. REUTERS/Eric Gaillard

 

“Luego de un último trimestre del año 2020 marcado por una fuerte aceleración de los consumos, encontramos un techo en la actividad”, continúo Barbero.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante enero crecieron 1,3% con respecto al stock de $215.826 millones del mes anterior, acumulando un saldo total al cierre de 218.624 millones y una suba interanual del 1,9 por ciento.

“Esta suba parece estar signada por la baja del costo de la construcción medido en dólares estadounidenses, lo cual permite reactivar algunos proyectos de obra y sostener por segundo mes consecutivo un alza de los saldos”, agregó Barbero.

La línea de créditos prendarios presentó un saldo de la cartera a fines de enero de $111.699 millones, creciendo 44% versus la cartera a fines del mismo mes de 2020 de $77.564 millones, superando la inflación interanual; y la variación con respecto al saldo del mes anterior marcó una suba de 3,7%, acumulando ocho alzas mensuales.

“El motivo que impulsa la reactivación de los créditos prendarios es la renovación de las unidades, sobre todo de aquellas que tienen un valor de referencia en moneda extranjera y en la actualidad muestran valores relativamente más bajos en esa nominación a raíz de los diferentes tipos de cambio que imperan en nuestra economía”, explicó.

En relación a los préstamos comerciales, esta línea aumentó 3,3% respecto al mes pasado, con un stock de cartera de $947.684 millones; respecto del mismo mes de 2020 el alza es de 93,8%, “muy por encima de la inflación, influenciada por la batería de medidas tomadas por el Gobierno Nacional y las Autoridades Monetarias a principios de 2020”.

En cuanto a los préstamos en dólares, respecto del mes pasado han tenido una caída de 4,6%, presentando una disminución interanual de 48,8%; se mantiene el retroceso de las financiaciones en moneda extranjera, con más de un año de caídas consecutivas.

El stock de préstamos en dólares es de USD 5.054 millones, 68,3% del total de la deuda en moneda extranjera sigue siendo la línea de comerciales, los cuáles cayeron 54% en el año.

Las tarjetas de crédito registraron una baja interanual de 44%, aunque con un comportamiento mensual irregular; en enero crecieron 11,3% respecto al mes anterior pero estos valores no son significativos en la totalidad de operaciones.

Fuente: Infobae