0

La vacuna de Pfizer contra el Covid-19 ya no necesita ser mantenida a temperaturas ultra-congeladas y puede ser almacenada de manera segura dentro de congeladores médicos normales, lo que facilita su distribución, informó la firma estadounidense.

Los creadores de este inmunizante, tanto Pfizer como la firma de biotecnología alemana BioNTech, descubrieron que las dosis pueden permanecer entre -15° y -25° celsius sin estropearse, en lugar de -70 grados como se pensaba anteriormente

La capacidad de almacenar las dosis que salvan vidas a temperaturas más altas brinda a los centros de distribución de vacunas “mayor flexibilidad” y las hace “más fáciles de transportar y usar” en áreas rurales o de difícil acceso, informó el CEO de BioNTech, Ugur Sahin.

La distribución, almacenamiento y conservación de los viales de las vacunas contra la covid-19 que se administran en la UE, como las de Pfizer o Moderna, es un auténtico reto logístico por las bajísimas temperaturas que necesitan. Foto: EFE

Los nuevos “datos de estabilidad” de la vacuna revelados por las compañías ahora fueron presentados a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA)

La innovadora vacuna de Pfizer fue la primera en ser aprobada en Estados Unidos y Europa el año pasado. Pero en noviembre, los expertos advirtieron que la vacuna podría convertirse en una pesadilla logística para ser distribuida debido a las temperaturas de almacenamiento bajo cero

La necesidad de almacenar y transportar la vacuna a temperaturas ultra congeladas obligó al retraso de su lanzamiento, especialmente en áreas remotas sin la infraestructura de la llamada “cadena de frío”. (ANSA)

Fuente: Clarín.com