Justicia y Crímenes

Denuncia en Neuquén: interrumpió una clase virtual con pornografía infantil

Una clase virtual por la aplicación Zoom terminó en un verdadero escándalo. Ayer, profesores, alumnos y profesionales se congregaron -a las 11- cada uno en su casa con su dispositivo, para participar de un encuentro online titulado “La Arquitectura como oficio”, organizado por la sede Comahue de la Universidad de Flores (Uflo).

El link para ingresar a la videollamada había circulado por mail y por distintas redes sociales. Unas 150 personas participaban de la audiencia, en su mayoría vecinos de Cippoletti y ciudades cercanas de Río Negro y Neuquén, aunque también había algunos arquitectos de un estudio de Córdoba, que estarían a cargo de la exposición, señala La Nación.

Durante los primeros minutos de teleconferencia, mientras el profesor encargado de moderar organizaba cuestiones técnicas, uno de los participantes, cuya identidad se desconoce, transmitió el video de la violación de una pequeña. Todo fue estupor.

“No pude ver nada, gracias a Dios, pero los que la vieron estaban en shock”, indicó Martín.

Ambos son profesores de arquitectura y participaron en la videoconferencia académica en la que un usuario se entrometió y transmitió pornografía infantil.

“Yo estaba con el celu y veía la cara de un profesor, que hablaba, cuando escuché que alguien preguntaba: ‘¿Qué es eso?’ Entonces vi una imagen chiquita”, dice Marina, una de las profesoras que participaron de la reunión, sobre el video que causó estupor en el encuentro virtual.

Después del video, estupefacta, bloqueó la imagen en su celular. Aún podía escuchar las voces de desconcierto del resto. Muchos preguntaban qué había ocurrido y alguien aventuró que “un hacker” había intervenido en la conversación.

La videollamada se detuvo y se reinició poco después entre algunos miembros, que discutieron sobre lo que había ocurrido.

Al tanto de lo ocurrido, las autoridades de la sede patagónica de la Universidad de Flores pusieron a disposición de los participantes asistencia psicológica y radicaron una denuncia en la Fiscalía Federal Nro 1 de Neuquén.

También contactaron al proveedor de la plataforma para obtener datos, e informaron que implementarán una serie de nuevas pautas de seguridad para realizar teleconferencias.

El ingreso al espacio virtual, en este caso, era libre para cualquiera que tuviera el link que la universidad había enviado por mail y que había circulado vía Facebook.

Los casos de transmisión de imágenes de explotación infantil e irrupción en conversaciones ajenas, entre otros delitos cibernéticos, ocurren todos los días en todo el mundo. De hecho, con el boom del uso de Zoom, se desarrolló un término en inglés para denominar este tipo de irrupciones: “zoombombing”. En las últimas semanas se multiplicaron las denuncias, según informó a La Nación la fiscal porteña especialista en cibercrimen Daniela Dupuy.

Fuente: La Voz del Interior

Mostrar Más

Te Puede Interesar

Back to top button
Close