RADIOCONECTIVIDAD

La Radio Online

Un chico de 12 años encontró un arma de sus padres y mató por accidente a su hermana de seis – LA NACION

Maliyah Palmer, la niña de seis años asesinada accidentalmente por su hermano

EE.UU.- Una niña estadounidense de seis años fue asesinada de un balazo en la cabeza por su hermano de 12. El chico encontró una pistola 9mm que pertenecía a su padre, quien durante el accidente se encontraba con la madre de los chicos en una fiesta.

El hecho ocurrió en la ciudad de Saint Louis, en el estado de Missouri. Después de investigar el hecho, las autoridades llegaron a la conclusión de que fue un disparo accidental y no presentarán cargos contra el chico.

Cerca de las 23, los dos niños se encontraban bajo el cuidado de su hermana mayor, de 16 años. El niño, de 12, estaba jugando en la habitación de sus padres cuando encontró el arma en uno de los cajones. La agarró y se dirigió a donde estaba su hermana menor, Maliyah. Aunque no se aclaró bajo qué circunstancias ocurrió el hecho, la niña, recibió un disparo en la parte trasera de la cabeza.

La hermana mayor llamó rápidamente a una ambulancia, que logró socorrer a la niña, quien aunque había recibido una herida fatal, todavía mostraba signos vitales. Fue trasladada a un hospital cercano, pero los médicos no lograron salvarla y murió horas después, según informó The New York Post.

Dwandra y Marius Palmer, los padres de la víctima
Dwandra y Marius Palmer, los padres de la víctima

Tras el accidente, las autoridades apuntaron contra los padres de la víctima, Dwandra y Marius Palmer, quienes se encontraban en una fiesta navideña. La policía de Missouri explicó que ya hubo varios casos similares donde menores dispararon accidentalmente un arma de sus padres por haberlas dejado a su alcance.

Según la ley del estado, los padres podrían enfrentar hasta seis años de prisión y una multa de 6000 dólares por “poner en peligro la integridad de un niño”.

“No se podría haber escrito un guión más trágico. Fue terrible. Pero tenemos que dejar nuestros sentimientos de lado y hacer lo que indica la ley”, dijo el jefe de la policía.

El hecho causó gran conmoción en la escuela Green Trails, donde asistían los chicos. La institución puso a disposición varios consejeros para acompañar a los compañeros de la víctima y sus hermanos. Rene Sommers, su director, le envió una carta a todos los padres. “Nuestro objetivo será mantener la rutina del día a día normalmente. Vamos a compartir las noticias que tengamos de manera honesta y abierta para que podamos entender, procesar y sanar lo que pasó”; escribió.

¿Te gustó esta nota?