RADIOCONECTIVIDAD

La Radio Online

Reconoció que violó a una compañera de la facultad, pero para la Justicia fue un delito menor: lo multaron con 400 dólares – TN – Todo Noticias

Una estudiante de la Universidad de Baylor, en Texas, denunció que durante una fiesta de una fraternidad -un grupo cerrado y selecto de los que forman parte muchos jóvenes en diferentes facultades- uno de sus compañeros la violó. Sin embargo, la Justicia le dio la espalda a la víctima y, a pesar de que el acusado se declaró culpable, no elevaron la causa a juicio y solo ordenaron una multa de 400 dólares.

La joven relató que el ataque sexual fue en febrero de 2016, cuando ella tenía 19 años. El agresor, Jacob Walter Anderson, de 20 años, era el presidente de la organización estudiantil que planeó el festejo.

Según su declaración, la víctima contó que le habían dado algo de beber y que automáticamente se sintió mareada. En ese momento, el acusado la llevó afuera de la casa, la golpeó y la violó.

El juez Ralph Strother aceptó el acuerdo de culpabilidad que le presentó la fiscalía y no elevó la causa a juicio.
El juez Ralph Strother aceptó el acuerdo de culpabilidad que le presentó la fiscalía y no elevó la causa a juicio.

Pero para la Justicia, Anderson no deberá cumplir una condena en la cárcel. Tampoco será obligado a registrarse como delincuente sexual. Solo le deberá pagar a la joven 400 dólares.

Esta decisión de la corte se dio a conocer este lunes, después de que el juez Ralph Strother aceptara un acuerdo de culpabilidad que le habían ofrecido los fiscales de Texas, según indicó la prensa local.

Jacob Walter Anderson se declaró culpable y solo deberá pagar una multa de 400 dólares.
Jacob Walter Anderson se declaró culpable y solo deberá pagar una multa de 400 dólares.

Durante la audiencia, la víctima le pidió al magistrado que rechazara este cuerdo y estableciera una fecha de juicio para que ella pudiera declarar frente al tribunal. Y cuestionó que tanto el fiscal como su asistente no se habían presentado a la sesión. “Ambos tendrán que vivir con esta decisión de dejar que un violador corra libre en sociedad”, aseguró.

A su vez, hizo un fuerte descargo contra Anderson: “Debe ser horrible ser tú. Saber lo que me hiciste. Saber que eres un violador. Saber que casi me matas. Saber que arruinaste mi vida, me robaste mi virginidad y me robaste muchas otras cosas”.

Tras la polémica que generó el caso, la oficina del fiscal emitió una declaración en la que señaló que la acusación había sido difícil de probar: “Existen pruebas y declaraciones contradictorias que hacen que la alegación original sea difícil de probar más allá de una duda razonable”.