RADIOCONECTIVIDAD

La Radio Online

Un colegio católico de Salta retó a un alumno por llevar una pulsera LGBT y expulsó a los compañeros que lo defendieron – TN – Todo Noticias

Un estudiante de 16 años del colegio católico Santa María, de la capital salteña, denunció que los directivos de la escuela lo cuestionaron por usar una pulsera con los colores de la lucha por los derechos de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales). Su familia manifestó que se trató de un “ataque institucional”, justo cuando el chico expresó públicamente que era gay. Como contrapartida, cuatro compañeros de él fueron expulsados por defenderlo en las redes sociales.

Por su parte, el colegio sostiene que en el régimen de convivencia se prohibe la utilización “de cualquier tipo de pulseras o colgantes, no tiene nada que ver con la comunidad LGBT”.

Los amigos de Santiago Coraita habían publicado imágenes en donde aparecía un signo de “fuck you” al escudo del colegio privado, que se veía en una remera, con la frase “fuck what they think” (que no te importe lo que ellos piensen).

La escuela sancionó a los cuatro alumnos con 14 amonestaciones y, aún con el pedido de disculpas de los chicos, se les informó que no les renovarán la matrícula en 2019.

A raíz del escándalo que generó este caso, que se viralizó estos últimos días en las redes sociales, la familia de Santiago anunció que denunciarán al colegio ante el Inadi porque consideraron que se trató de un “acto de homofobia”. Y confirmaron que su hijo no seguirá estudiando en la institución tras la expulsión de sus compañeros que se solidarizaron con él.

En diálogo con el programa radial Plato Fuerte, conducido por María Laura Santillán en Radio Nacional, Ana, la abuela de unos de los estudiantes sancionados, reclamó la intervención del Ministerio de Educación. “No puede ser que expulsen a cuatro adolescentes por defender la libertad sexual de un compañero“, indicó indignada.

Jorge Coraita denunció que su hijo fue discriminado por el colegio Santa María por expresar públicamente que es gay. Crédito: El Tribuno
Jorge Coraita denunció que su hijo fue discriminado por el colegio Santa María por expresar públicamente que es gay. Crédito: El Tribuno

La mujer aseguró que su nieto tiene una impecable trayectoria académica y de conducta. Y que no entiende como el Gobierno no intervino en este caso. “Acá en Salta se producen grandes arbitrariedades“, aseveró.

A su vez, el abogado Carlos Saravia, defensor de otro de los alumnos expulsados, sostuvo en Plato Fuerte que lo que le molesta al colegio es la homosexualidad. “Acá está solapada la discriminación”, recalcó. “Lamentablemente esta noticia en la provincia no es un escándalo. Es algo que casi se mantiene con hermetismo“, agregó.

El descargo del colegio

El vocero y abogado del Santa María, Juan Canaves, argumentó que el régimen de convivencia de la institución dice que los alumnos no pueden llevar aros o pulseras. “El preceptor no le pidió que se saque la pulsera porque era de la comunidad LGBT, sino porque era una pulsera”, sostuvo el letrado sobre el incidente que desencadenó todo.

En un comunicado, el colegio aseguró que los directivos hablaron con Santiago ese mismo día, que lo escucharon y que ante sus manifestaciones hicieron una excepción en el reglamento. Y, de esa forma, lo autorizaron a llevarla hasta el último día de clases.

Con respecto a los cuatro alumnos sancionados, la escuela explicó que cometieron “una falta grave contra la institución, al subir a las redes una foto con un gesto obsceno hacia el escudo del colegio y, por ende, al ideario institucional, junto a un insulto agraviante”.

La intervención del Gobierno salteño

Ante la polémica, el gobernador provincial Juan Martín Urtubey manifestó en las redes sociales que se trató de un hecho “inaceptable”. “Hablé con su familia y di instrucciones al Ministerio de Educación para que hagan valer los derechos de Santi y sus compañeros”, comunicó cuando la escritora y periodista Florencia Etcheves reclamó la intervención del mandatario en Twitter.

La ministra de Educación salteña, Analía Berruezo, confirmó que analizarán el episodio -ocurrido el 28 de septiembre- y no descartó aplicar sanciones al colegio.

Entrevistada por María Laura Santillán, Berruezo se mostró sorprendida por la reacción del colegio. “Hay una situación de daño personal. Se avanzó en contra de la privacidad de un alumno. Me sorprende que el colegio desconozca la Constitución provincial y la ley“, agregó en Radio Nacional.

También el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de Salta, Marcelo López Arias, sostuvo que desde que se hizo público el incidente están trabajando con funcionarios de Derechos Humanos.