RADIOCONECTIVIDAD

La Radio Online

Tuvo sexo con un hombre que confundió con su novio, lo denunció por violación y perdió el caso – Radio Mitre

Radio Mitre Mundo

6 diciembre, 2018

“Mi cuerpo puede ser tomado y usado y no es un crimen”, disparó la mujer luego de que absolvieran al hombre acusado.

Abigail Finney se encontraba en la habitación que ocupa en el campus de West Lafayette de la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, mientras su novio y sus amigos jugaban a los video juegos. La joven se encontraba acostada en su cama y de vez en cuando su pareja se recostaba con ella y le hacía alguna caricia.

Las horas pasaron y los muchachos siguieron con su consola de videos y la muchacha se fue a dormir. Entrada la noche sintió que alguien la tocaba por la espalda y como creyó que se trataba de su novio, entre caricia y caricia terminaron teniendo sexo.

La historia terminó de la peor forma cuando Abigail fue al baño y al regresar encontró acostado sobre su cama a otro hombre. De inmediato, salió corriendo hasta la habitación de su novio y lo encontró acostado en su propia cama y todo explotó por el aire.

Abigail Finney, la mujer abusada

Esa misma noche, la joven y su pareja fueron al hospital y luego a una estación de Policía. Por el caso, Donald Grant Ward fue detenido y admitió haber tenido sexo con la muchacha, haciéndose pasar por su novio. Sin embargo, en los Tribunales de Indiana consideraron que era inocente ya que había cometido una acción incorrecta, pero no ilegal.

De acuerdo a la ley en ese estado de los Estados Unidos, una violación se realiza mediante la fuerza, amenazas o aprovechamiento en caso de que la víctima presente una discapacidad mental. En este caso Abigail sabía lo que hacía, solamente que no estaba al tanto que la persona que estaba con ella no era su novio.

De acuerdo al abogado de Ward, Kirk Freeman, “algunos hombres echan mano a todo tipo de identidades para convencer a las mujeres de tener relaciones sexuales“. Incluso, el jurista indicó que muchas veces los hombres le dicen “te amo” y “estoy listo para un compromiso”, aunque en reiterados casos mienten.