RADIOCONECTIVIDAD

La Radio Online

Cierran la Torre Eiffel por las protestas en Francia – Crónica

La icónica Torre Eiffel se unió a la lista de monumentos, museos y comercios parisinos que cerrarán este sábado como medida de seguridad debido a la nueva manifestación del movimiento de los chalecos amarillos, que el Gobierno francés teme que pueda derivar en disturbios de “gran violencia“. “Las manifestaciones anunciadas para el sábado 8 de diciembre en París no permitirán recibir visitantes en buenas condiciones de seguridad“, explicó en un comunicado la sociedad que gestiona la Torre Eiffel, uno de los monumentos más visitados del mundo.

También cerrarán el sábado los museos parisinos del Louvre, de Orsay, el Grand Palais y el Petit Palais y la Orangerie, así como la Ópera y muchos comercios en los alrededores de la avenida los Campos Elíseos.

El Museo del Louvre tampoco abrirá (AFP).

No podemos asumir el riesgo mientras conocemos la amenaza“, señaló en la radio RTL el ministro de Cultura, Franck Riester, quien especificó que el Arco del Triunfo, vandalizado el pasado sábado, “tendrá una protección específica“. Asimismo, el Museo del Hombre, el Palacio de Chaillot y la Ciudad de la Arquitectura y del Patrimonio, todos ellos en torno a la explanada de Trocadero (frente a la Torre Eiffel), según confirmaron a la agencia de noticias EFE fuentes de esas instituciones.

Tampoco abrirán sus puertas las dos sedes de la Ópera de París, la del Palacio Garnier y la Plaza de la Bastilla, informó mediante un comunicado el ministerio de Cultura francés.

La Alcaldía de la capital difundirá este viernes la lista de otros centros y monumentos que no abrirán, en la víspera de una manifestación que el pasado sábado provocó daños por un valor de entre tres y cuatro millones de euros en la ciudad.

Los “chalecos amarillos” seguirán reclamando (AFP).

La Prefectura de Policía de París recomendó a los comerciantes de la zona de los Campos Elíseos, que incluye tanto esa avenida como las calles adyacentes, que cierren sus puertas y accesos. Asimismo, ha instado a quitar de los lugares sensibles material de obras u otros elementos que podrían servir como proyectiles, según el canal de noticias BFM TV. El aviso insta además a proteger los establecimientos de eventuales daños, con paneles en los vidrieras.

El primer ministro francés, Édouard Philippe, dijo que se van a movilizar “medios excepcionales” ante el temor de que esta nueva convocatoria degenere una vez más en actos violentos. Esos efectivos suplementarios se sumarán a los 65.000 miembros de las fuerzas de seguridad ya desplegadas en todo el país, explicó en el Senado el jefe de Gobierno, que reiteró el llamamiento a los chalecos amarillos a que no participen en la manifestación de la capital, para evitar ser instrumentalizados por los violentos.