0

Especialistas del Instituto Holandés de Neurociencia realizaron experimentos con implantes cerebrales en dos monos macacos con resultados exitosos. Dichos experimentos son una esperanza para las personas ciegas porque significan una opción que les devolvería la visión funcional, capaz de reconocer objetos, desplazarse por un lugar desconocido e interactuar en entornos sociales.

De acuerdo con CNN, los primeros implantes cerebrales desarrollados por los investigadores contenían más de mil electrodos. Dichos electrodos son los conductores de la corriente eléctrica dentro y fuera del cerebro.

Posteriormente, los instalaron en la corteza visual de los macacos, en la parte que procesa la información y permite ver. Finalmente, enviaron señales eléctricas que permitieron a los animales percibir los primeros puntos luminosos.

La idea de estimular el cerebro a través de un implante para generar percepciones visuales artificiales no es nueva y se remonta a la década de 1970. Sin embargo, los sistemas existentes solo pueden generar una pequeña cantidad de ‘píxeles’ artificiales a la vez.

Pero el equipo dirigido por Pieter Roelfsema empleó nuevas tecnologías de implantación y producción de implantes, ingeniería de materiales de vanguardia, fabricación de microchips y microelectrónica para desarrollar dispositivos que son más estables y duraderos que los implantes anteriores. Y los primeros resultados son muy prometedores.

De acuerdo con el científico, estos experimentos buscan demostrar que es posible inducir la visión de los objetos. Esto, a través de la estimulación del cerebro, en este caso, a través de la corriente eléctrica.

A partir de esto, los investigadores consideran que en un futuro, las personas ciegas pueden recuperar la vista. Aunque, cabe mencionar, sería mediante patrones de luz que les permitirán reconocer lo que hay en su entorno.

“Nuestro implante accede directamente con el cerebro, sin pasar por las etapas anteriores de procesamiento visual a través del ojo o del nervio óptico. Por lo tanto, en el futuro, esta tecnología podría ser utilizada para restaurar la visión en las personas ciegas a causa de lesiones o degeneración de la retina en el ojo o el nervio óptico, pero cuya la corteza visual permanece intacta”, explicó Xing Chen, investigador postdoctoral en el equipo de Roelfsema.

Fuente: Clarín.com