0

El Gobierno decidió cambiar la alícuota de retenciones a las exportaciones de cientos de posiciones arancelarias, tanto de bienes industriales como agroindustriales, con una escala diferencia que establece un porcentaje menor para el impuesto según el grado de elaboración que tenga cada producto.

Según explica la propia norma, la medida consiste en mantener la lógica de diferenciación por agregación de valor introduciendo una alícuota de 4,5% para insumos básicos industriales, que complementa la escala (…) donde los insumos elaborados y la mayoría de los bienes finales industriales están alcanzados por una alícuota del 3% y del 0%, respectivamente”.

Entre los productos afectados la variedad es enorme, hay productos de economías regionales como productos caprinos, bobinos, yerba cebolla, jugos, gomas industriales y otros en las casi 4.700 posiciones arancelarias -los códigos con los que se especifican los distintos productos en comercio exterior- que se enumeran en el anexo de la norma.

El decreto 1060 de 2020 publicado el último día del año en el Boletín Oficial lleva la firma del jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro de Economía Martín Guzmán, el ministro de Agricultura Luis Basterra y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La norma asegura en sus considerandos que “se identificó en una primera revisión la potencialidad de determinadas economías regionales en términos de crecimiento de las inversiones, la producción y las exportaciones que generará creación de empleo en forma directa e indirecta en todas las provincias del país”.

Y que “se fija para esas mercaderías un Derecho de Exportación del 0 % como medida concreta para contribuir a aumentar la producción y las exportaciones, apoyando a los productores y las productoras y las cadenas de valor asociadas y de esta forma recuperar los niveles históricos de exportación, fomentando el desarrollo de la industria exportadora nacional”.

“Las mercaderías en cuestión fueron también seleccionadas en función de su bajo impacto en los precios internos de los alimentos”, agrega la normativa.

La publicación de la norma fue una sorpresa para empresas, cámaras y especialistas, que se lanzaron a analizar las modificaciones de las alícuotas para entender cómo afecta a cada una de sus actividades, ya que no fue comunicada de antemano por el Gobierno.

Sobre todo porque un día antes, el último día hábil del año, el Gobierno ya había sorprendido con el cierre de las exportaciones de maíz.

Fuentes del Gobierno explicaron que hoy vence el decreto 793 de 2018 en el que el ex presidente Mauricio Macri había fijado una retención de $3 por dólar para productos industriales. El espíritu de las modificaciones para ese sector fue transformar ese monto fijo en el 4,5% de alícuota -que equivale al peso promedio que tuvieron las retenciones fijas pre existentes a lo largo de 2020- y bajar para productos más elaborados la alícuota al 3% y al 0 por ciento.

“Materia prima industrial e insumo básico industrial, quedó con retenciones del 4,5%, que congela para el futuro el nivel que tenían en 2020. Insumo elaborado industrial quedó en 3%, y bien final industrial en 0%”, explicó la misma fuente.

Fuente: Infobae